5 consejos para preparar aliños ligeros

¿Quién dice que las ensaladas se estropean con sus salsas o condimentos? Déjame contarte que no siempre es así, ya que existen los aliños ligeros.

aliños ensaladasAlgunos incluso son picantes, para los paladares “a prueba de fuego”. Un ejemplo de ello es la mezcla de chile, ajo, cebolla, tomate y pimiento (sin semillas) crudos. Pero no me he sentado a escribir recetas sino a compartir contigo los siguientes consejos:

1. Para espesar las salsas ligeras, añade harina de maíz (5 ml en 10 ml de agua) y bate bien hasta que espese para evitar grumos. La integral es, obviamente, un poco más ligera, pero la razón por la que deberías optar por ella es que su fibra es depurativa.

2. ¿Sabías que las salsas y cremas de sobre mejoran si antes de servir se les añade un poco de queso azul? ¡Pruébalo algún día!

3. ¡Nunca uses edulcorantes artificiales calóricos ni azúcar! Utiliza en su defecto naturales como la menta o la vainilla y reducirás el número de calorías a la mitad.

4. Si le pones mayonesa… rebaja su aporte calórico con yogur desnatado o queso quark.

5. Reemplaza el aceite por zumo de frutas. El de manzana, por ejemplo, da un sabor ácido y dulce que encaja a la perfección con el de las hortalizas frescas.

Sin respuestas to “5 consejos para preparar aliños ligeros”

Responder